ACERCA DE NOSOTROS

Cuando Chipotle abrió su primer restaurante en 1993, la idea era muy simple: demostrar que los alimentos servidos de forma rápida no tenían que ser sinónimo de la experiencia gastronómica que ofrece la “comida rápida”. Empleamos ingredientes básicos de alta calidad, métodos de cocina clásicos y un diseño de interiores único, aspectos que por lo general se encuentran en el mundo de la alta gastronomía. Cuando abrimos no existía una categoría en la industria que describiera lo que hacíamos. Luego de 20 años y más de 1,600 restaurantes más tarde, competimos en una categoría gastronómica llamada "rápida casual", el segmento de más rápido crecimiento en la industria de restaurantes, en la cual los clientes pueden anticipar una calidad de alimentos más acorde con los restaurantes tradicionales, combinada con la rapidez y la conveniencia de la comida rápida.

Nos concentramos en hacer muy bien unas pocas cosas. Convertimos ingredientes básicos en alimentos más ricos y sofisticados, mediante nuestras recetas y técnicas de cocción. De modo semejante, el diseño de nuestros restaurantes transforma materiales sencillos en formas peculiares, lo cual imparte a los locales un estilo de naturaleza más arquitectónica y menos supeditado a elementos de diseño estandarizados.

Siempre nos hemos concentrado en utilizar ingredientes y técnicas de cocción de la más alta calidad para poner al alcance de todos alimentos excepcionales a precios accesibles. Pero nuestra visión ha evolucionado. Si bien el uso de diversos ingredientes frescos sigue siendo la base sobre la cual se erige nuestro menú, creemos que “ya no es suficiente con que sea fresco". Ahora deseamos saber de dónde provienen todos nuestros ingredientes para asegurarnos de que sean tan apetitosos como sea posible y, al mismo tiempo, tomar conciencia del impacto ambiental y social de nuestro negocio. A esta idea la llamamos Alimentos con integridad, y es el principio que guía nuestra empresa.